Futra Catedral de Tijuana

Venta de nichos
Venta de nichos
Capilla Santísimo

Capilla del Santísimo

Capilla Cristo Resucitado

Capilla Cristo Resucitado

Proyecto Futura Catedral

Proyecto Futura Catedral de Tijuana

Pasillo principal Futura Catedral

Pasillo Principal Futura Catedral de Tijuana

Misión

La parroquia Nuestra Señora de Guadalupe del Río es, como todas las parroquias, una organización de la Arquidiócesis de Tijuana, cuyo objetivo es la evangelización de la comunidad a través de una pastoral orgánica, pero tiene como labor específica la construcción de la Futura Catedral.

Horarios


Oficina

Lunes a Viernes

8 am a 6 pm.


Sábados

9 am a 1 pm.



Misas

Domingos

7:30 am, 9:30 am, 12 pm, 6 pm y 8 pm.


Lunes a Sábados

7:30 am y 7 pm (excepto jueves a las 6pm).



Hora Santa

Jueves después de la misa de 6 pm.



Confesiones

Jueves después de la misa de 6 pm.



Bautísmos

Sábado 12 md.



Virgen María

Oremos

Virgen Santísima de Guadalupe, Madre y Reina de nuestra patria.
Aquí nos tienes humildemente postrados ante tu prodigiosa imagen.
En ti ponemos toda nuestra esperanza.
Tú eres nuestra vida y consuelo.
Estando bajo tu sombra protectora, y en tu maternal regazo, nada podremos temer.
Ayúdanos en nuestra peregrinación terrenal e intercede por nosotros ante tu Divino Hijo en el momento de la muerte, para que alcancemos la eterna salvación del alma.
Amén.

Adquiera una cripta y sea parte de esta gran obra


Beneficios que obtiene al adquirir una cripta de la Futura Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe:

  1. Trato personal con amabilidad, respeto y profesionalismo.

  2. Horario extendido desde las 7:00 hasta las 21:00 horas.

  3. Amplio estacionamiento.

  4. Instalaciones Dignas, con pasillos amplios e iluminados y sobre todo limpios.

  5. Celebraciones eucarísticas todos los días.

  6. Ubicación centrica

  7. Costos Accesibles

COMUNICADO A LA ARQUIDIÓCESIS DE TIJUANA Y A LA SOCIEDAD EN GENERAL SOBRE LA NUEVA CATEDRAL DE TIJUANA


Desde mi llegada a esta Arquidiócesis de Tijuana en el mes de agosto, he recibido mucha información y también una serie de comentarios y sugerencias sobre el proceso que ha llevado el Proyecto de la Nueva Catedral de Tijuana, por ejemplo:


• Que ha transcurrido mucho tiempo y es poco el avance de la obra;


Leer más..

• Que, habiéndose desechado el primer proyecto, el actual fue aprobado por unos pocos y sin dar la oportunidad de participación a otras personas o grupos de la Iglesia y de la Sociedad;


• Que los sacerdotes del presbiterio en general no han hecho suyo el proyecto, porque no se identifican con él, y que por lo tanto no lo promueven;


• Que el Patronato Pro Construcción ha permanecido al margen de la obra y que hace varios años que no se le convoca;


• Que en el afán de que sea moderno, el proyecto no parece templo católico, mucho menos una catedral;


• Que los donativos son muy limitados para las dimensiones del proyecto;


• Que es demasiado trabajo y responsabilidad, para que se le confíe a un solo sacerdote.



Ante esta realidad, he escuchado la opinión profesional sobre el proyecto arquitectónico de la catedral y lo he analizado también con la ayuda de algunos peritos en liturgia, al tiempo que he solicitado una revisión cuidadosa y profesional del estado financiero contable de esta obra desde sus inicios.


A partir de lo anterior, en espera de recibir la información solicitada y después de hacer las consultas pertinentes, he tomado algunas decisiones, buscando tan solo la gloria de Dios, el bien de nuestra Arquidiócesis de Tijuana y dar un fuerte impulso a este gran proyecto.


1) Realizar un cambio notable en la orientación del proyecto, tomando en cuenta el caminar y la experiencia de los años y personas anteriores y respetando los trabajos ya realizados, es decir, aprovechando lo que ya está construido.

2) Conformar un Equipo Sacerdotal que vaya conmigo al frente de esta obra. He asumido la responsabilidad como presidente y director del Nuevo Proyecto de la Catedral y he nombrado a diez sacerdotes que integren un equipo eclesial, para que pongan sus dones y carismas al servicio de este proyecto. Ellos son:

• Jesús Cárdenas Núñez
• Javier Juárez Durón
• Salvador Cisneros Gudiño
• Salvador Díaz Mercado
• José Luis Méndez Dávalos
• Jorge Echegollén Flores
• Israel Ángeles Gil
• Francisco Landa Escobedo
• Andrés Ramírez Peña
• Carlos Villegas Guerra

3) Integrar un Patronato Pro Construcción con personas ampliamente reconocidas en la comunidad, que manifiesten su interés en esta obra eclesial y en el bienestar y prosperidad de nuestra sociedad. Este Patronato Pro Construcción será dado a conocer el sábado 29 de abril, a las 10:00 a.m. en las instalaciones de lo que será la Nueva Catedral en Guadalupe del Río.

4) Publicar la Convocatoria del Concurso el miércoles 16 de mayo de 2017, para elegir el Nuevo Proyecto de la Catedral. El proyecto actual concursará como uno más de los que se presenten.

5) Al tiempo que se construye la catedral, en un terreno anexo se edificarán los espacios necesarios para que la catedral esté también al servicio de la formación, el arte y la caridad hacia los pobres, como una expresión solidaria con toda la sociedad.

6) Podrán participar en el concurso arquitectos o equipos de arquitectos de nacionalidad mexicana. Los arquitectos o equipos de otras nacionalidades podrán acceder al concurso si los respectivos proyectos se realizan en colaboración con un arquitecto o estudio mexicano.

7) Para esta fase del concurso, los participantes elaborarán un “Anteproyecto”, que constará de los primeros esbozos y alzados virtuales que den idea clara y completa del futuro proyecto y de sus líneas fundamentales, de acuerdo con las bases del concurso.

8) Se darán tres meses para la elaboración de los anteproyectos que entren a concurso, por lo que la fecha límite para entregarlos será el 16 de agosto.

9) Esos anteproyectos estarán en manos de un Jurado, que será internacional y con la participación de algunos peritos de Roma, y a fines de agosto o principios de septiembre se dará a conocer el resultado del concurso.

10) El anteproyecto que resulte ganador será enriquecido con los aportes del jurado calificador, el cual nombrará una Comisión de Seguimiento al Proyecto en su realización y ejecución.

11) Dicho anteproyecto y el proyecto subsiguiente se darán a conocer ampliamente, de modo que se puedan integrar aquellos aportes que contribuyan a mejorarlo.

12) A partir del mes de junio, el Equipo Sacerdotal y el Patronato Pro Construcción promoverán ampliamente la colaboración de toda la Arquidiócesis de Tijuana y de la ciudadanía en esta obra de gran trascendencia para la Iglesia y la Sociedad.

13) Si es necesario, se harán los ajustes pertinentes a este itinerario, de acuerdo con el Equipo Sacerdotal y el Patronato Pro Construcción.

Con todo lo expresado, pretendemos que la Nueva Catedral sea un lugar de encuentro con Dios y con los hermanos para celebrar nuestra fe, estudiar la Palabra de Dios y colaborar en la superación integral de nuestra sociedad, empeñados ante todo en ejercitar la caridad con los más pobres.

Agradezco a todos los que han participado en el empeño por construir esta catedral, les aseguro que su colaboración no ha caído en el vacío y que dará fruto a su tiempo. Exhorto a todos los que forman parte de la Arquidiócesis de Tijuana y a todos los que habitan estas tierras de Tecate, Rosarito y Tijuana a que participen en la realización de esta obra emblemática para la Iglesia y la Sociedad, en la frontera más transitada del mundo. Dios que ve lo secreto, les recompensará.


+ Mons. Francisco Moreno Barrón

Arzobispo de Tijuana


La Iglesia prohíbe esparcir las cenizas de los difuntos o tenerlas en casa


El incumplimiento de esta medida puede suponer la negación del funeral al fallecido.


Leer más..

La Iglesia católica sigue prefiriendo enterrar a los muertos, pero en el caso de que –por razones higiénicas o por la voluntad expresa del finado—se optase por la cremación, prohíbe desde hoy que las cenizas sean esparcidas, divididas entre los familiares o conservadas en casa. Según un documento redactado por la Congregación para la Doctrina de la Fe –el antiguo Santo Oficio-- y firmado por el papa Francisco, la prohibición pretende evitar cualquier “malentendido panteísta, naturalista o nihilista”.


El documento aprobado, que se titula Instrucción Ad resurgendum cum Christo y sustituye a otro de 1963, advierte de que "no se permite la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos". Y va más allá: "En el caso de que el difunto hubiera sido sometido a la cremación y la dispersión de sus cenizas en la naturaleza por razones contrarias a la fe cristiana, se le ha de negar el funeral". La Congregación para la Doctrina de la Fe justifica la elaboración de un documento así de drástico como reacción a las nuevas prácticas en la sepultura y en la cremación "contrarias a la fe de la Iglesia".


La conservación de las cenizas en el hogar solo se contemplará "en casos de graves y excepcionales circunstancias", o cuando una persona o pida "por piedad o cercanía", ha explicado el consultor de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el español Ángel Rodríguez Luño, en la rueda de prensa de la presentación del documento. Para la Iglesia, "la conservación de las cenizas en un lugar sagrado ayuda a reducir el riesgo de apartar a los difuntos de la oración". Además, "se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas".


Según la Congregación para la Doctrina de la Fe, las cenizas deben mantenerse "por regla general en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente. El prefecto de la Congregación, el muy conservador cardenal alemán Gerhard Mueller, llegó a decir durante la presentación del documento: "Los muertos no son propiedad de los familiares, son hijos de Dios, forman parte de Dios y esperan en un campo santo su resurrección".

Donativos


Sus donativos son una fuente muy importante para nosotros ya que cada donativo que recibimos de ustedes nos acercan a la tan anhelada realización de la magna obra que se lleva a cabo que es la Futura Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe.
Para mayores informes comunicarse al télefono (664)60737-75



Up