Futra Catedral de Tijuana

Fiestas Patronales 2016
Venta de nichos
Capilla Santísimo

Capilla del Santísimo

Capilla Cristo Resucitado

Capilla Cristo Resucitado

Proyecto Futura Catedral

Proyecto Futura Catedral de Tijuana

Pasillo principal Futura Catedral

Pasillo Principal Futura Catedral de Tijuana

Misión

La parroquia Nuestra Señora de Guadalupe del Río es, como todas las parroquias, una organización de la Arquidiócesis de Tijuana, cuyo objetivo es la evangelización de la comunidad a través de una pastoral orgánica, pero tiene como labor específica la construcción de la Futura Catedral.

Horarios


Oficina

Lunes a Viernes

8 am a 6 pm.


Sábados

9 am a 1 pm.



Misas

Domingos

7:30 am, 9:30 am, 12 pm, 6 pm y 8 pm.


Lunes a Sábados

7:30 am y 7 pm (excepto jueves a las 6pm).



Hora Santa

Jueves después de la misa de 6 pm.



Confesiones

Jueves después de la misa de 6 pm.



Bautísmos

Sábado 12 md.



Virgen María

Oremos

Virgen Santísima de Guadalupe, Madre y Reina de nuestra patria.
Aquí nos tienes humildemente postrados ante tu prodigiosa imagen.
En ti ponemos toda nuestra esperanza.
Tú eres nuestra vida y consuelo.
Estando bajo tu sombra protectora, y en tu maternal regazo, nada podremos temer.
Ayúdanos en nuestra peregrinación terrenal e intercede por nosotros ante tu Divino Hijo en el momento de la muerte, para que alcancemos la eterna salvación del alma.
Amén.

Adquiera una cripta y sea parte de esta gran obra


Beneficios que obtiene al adquirir una cripta de la Futura Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe:

  1. Trato personal con amabilidad, respeto y profesionalismo.

  2. Horario extendido desde las 7:00 hasta las 21:00 horas.

  3. Amplio estacionamiento.

  4. Instalaciones Dignas, con pasillos amplios e iluminados y sobre todo limpios.

  5. Celebraciones eucarísticas todos los días.

  6. Ubicación centrica

  7. Costos Accesibles

La Iglesia prohíbe esparcir las cenizas de los difuntos o tenerlas en casa


El incumplimiento de esta medida puede suponer la negación del funeral al fallecido.


Leer más..

La Iglesia católica sigue prefiriendo enterrar a los muertos, pero en el caso de que –por razones higiénicas o por la voluntad expresa del finado—se optase por la cremación, prohíbe desde hoy que las cenizas sean esparcidas, divididas entre los familiares o conservadas en casa. Según un documento redactado por la Congregación para la Doctrina de la Fe –el antiguo Santo Oficio-- y firmado por el papa Francisco, la prohibición pretende evitar cualquier “malentendido panteísta, naturalista o nihilista”.


El documento aprobado, que se titula Instrucción Ad resurgendum cum Christo y sustituye a otro de 1963, advierte de que "no se permite la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos". Y va más allá: "En el caso de que el difunto hubiera sido sometido a la cremación y la dispersión de sus cenizas en la naturaleza por razones contrarias a la fe cristiana, se le ha de negar el funeral". La Congregación para la Doctrina de la Fe justifica la elaboración de un documento así de drástico como reacción a las nuevas prácticas en la sepultura y en la cremación "contrarias a la fe de la Iglesia".


La conservación de las cenizas en el hogar solo se contemplará "en casos de graves y excepcionales circunstancias", o cuando una persona o pida "por piedad o cercanía", ha explicado el consultor de la Congregación de la Doctrina de la Fe, el español Ángel Rodríguez Luño, en la rueda de prensa de la presentación del documento. Para la Iglesia, "la conservación de las cenizas en un lugar sagrado ayuda a reducir el riesgo de apartar a los difuntos de la oración". Además, "se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas".


Según la Congregación para la Doctrina de la Fe, las cenizas deben mantenerse "por regla general en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente. El prefecto de la Congregación, el muy conservador cardenal alemán Gerhard Mueller, llegó a decir durante la presentación del documento: "Los muertos no son propiedad de los familiares, son hijos de Dios, forman parte de Dios y esperan en un campo santo su resurrección".

Donativos


Sus donativos son una fuente muy importante para nosotros ya que cada donativo que recibimos de ustedes nos acercan a la tan anhelada realización de la magna obra que se lleva a cabo que es la Futura Catedral de Nuestra Señora de Guadalupe.
Para mayores informes comunicarse al télefono (664)60737-75



Up